Wikipedia, la libertad y yo (2022)

Estaba yo recogiendo unos bellos melocotones en mi patio cuando me escribe mi editora, que no podía creer lo que dice sobre mí la Wikipedia y que Wikipedia no me permite cambiar. Aunque me lo imaginaba leí escéptica la captura de pantalla del párrafo que la escandaliza, que reza así:

"Compromiso Político. Apoyó en el 2003 la invasión de Irak por Estados Unidos. Ella también ha estimado que la tortura no fue practicada en un campo de Guantánamo (hacen referencia aquí, supongo, a los campos de concentración nazis que no existieron jamás en Guantánamo, donde lo que sí ha habido son férreas prisiones). En sus redes sociales manifiesta su apoyo al Partido español VOX, generalmente clasificado a la extrema derecha (aquí hay una falta de redacción, no se clasifica a, sino de, se sitúa a, ahí la trampa y la sospecha de que el contenido haya sido escrito por alguien que no maneja bien el idioma francés). Apoya a Matteo Salvini, el jefe de La Liga del Norte, y al presidente americano Donald Trump. Es firmante en el 2020 del llamado lanzado, por Santiago Abascal, el líder de VOX, con objeto de combatir el comunismo en el mundo. El llamado se entiende igualmente como un primer paso hacia la creación de una internacional de la derecha radical con el fin de conducir una ‘batalla cultural contra la izquierda’.

A veces ha sido criticada por su lenguaje juzgado vulgar y agresivo en las redes sociales. Calificó al escritor Gabriel García Márquez de ‘hijo de puta’ y a la militante de los DDHH Rigoberta Menchú de ‘puerca’ por haber firmado una tribuna oponiéndose a la eventualidad de una agresión americana contra Cuba. En respuesta a la escritora Lucía Etxebarría, que había criticado al Partido VOX, le dijo: ‘Ve a lavarte la chocha, llena de fana’. Igualmente atacó al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, en el que ella ve ‘un pedazo de mierda comunista seca’, y un ‘mojón rojo’, y (otra falta de ortografía en francés comiéndose el ha) cuestionado las facultades intelectuales y las motivaciones de la militante ecologista Greta Thunberg".

En el pasado ya he desautorizado a Wikipedia a difundir mi biografía por dos motivos: manipulación acerca de mi vida privada y manipulación acerca de mi compromiso político; lo vengo haciendo desde hace años, como se puede comprobar buscando en Google, aquí y aquí. Siempre me ha contestado un supuesto argentino desde Wikipedia, Italia, argumentando que no conseguiré jamás que esas informaciones desaparezcan. Así ha sido hasta ahora.

Sé muy bien que tengo un enemigo muy fuerte y poderoso, y que ese enemigo ganará siempre, o casi siempre. Sin embargo, lo que es verdaderamente preocupante es que los periodistas y promotores culturales que se dirigen a Wikipedia a informarse, a veces mal, como es el caso, sobre autores y personas, no duden de que junto a la vasta obra que aparece de mi autoría, cuyo contenido es, al igual que mi vida, profundamente antifascista y anticomunista, porque lo soy y lo he dejado plasmado, crean este montón de boñigas difamatorias y manipuladoras. Elementos que, al ser sacados de contexto, de lo único que dan ganas es de que alguien se tome la justicia por su mano, como en Cuba con el Che Guevara, o como la ETA en España, y me ejecute de un balazo en la nuca.

Bien, iré por partes, como Jack, sin ánimos de justificar nada, pero aclarando lo siguiente:

  • En el 2003, al ver las imágenes televisivas de los iraquíes tumbando una monumental estatua en bronce del dictador, declaré en una entrevista que me alegraba por el pueblo iraquí. Fue para TVE, añadí que por fin "el pueblo iraquí podía quitarse de un bombazo a un dictador de encima". Ese fue todo mi apoyo a esa guerra. Lo que no se dice, ni en TVE ni en Wikipedia, es que he sido contraria a otras muchísimas guerras llevadas a cabo por Estados Unidos en otros lugares del mundo, como los bombardeos contra Siria bajo el mandato de Barack Obama, y de otros mandatarios anteriores en otros países, como en Afganistán, etcétera.
  • En numerosas ocasiones el propio gobierno de Barack Obama negó que en Guantánamo se torturara. Pero claro, al sacar mi respuesta del contexto adecuado se interpreta —es lo que persigue esta entrada en Wikipedia— que parezca que yo niego las supuestas torturas que hasta un presidente demócrata norteamericano ha negado. Del mismo modo, el comentario fue hecho bajo el contexto de una conversación en la que añadí que, del otro lado de la cerca, allí mismo en Guantánamo, Cuba, mi país, la isla entera es un campo de exterminio de todas las libertades, y que en las cárceles se tortura hasta la muerte, como se ha podido saber de boca de numerosos presos políticos a todo lo largo de la historia nefasta de más de 63 años de tiranía castro-comunista.
  • VOX: Empecemos por que nunca he militado en ningún partido político, ni siquiera en Cuba, donde muchos, que hoy van rasgándose las vestiduras como anticastristas de izquierdas, no sólo militaron e hicieron horrores delatando inocentes, sino que también obedecieron órdenes bajo el comandante Barbarroja y ejercieron como terroristas en diversos continentes. VOX es un partido cuya mayoría de fundadores, incluido Santiago Abascal, ha salido de las filas del Partido Popular, un Partido de centro derecha, el tradicional partido de la derecha de España, hoy más de centro izquierda que otra cosa. De ahí que VOX tomara las riendas de las demandas que el pueblo español exigía y que la derecha de Mariano Rajoy no cumplió. VOX es un partido creado y fundado por un hombre a quien yo respeto muchísimo, igual que la mayoría de los españoles: José Antonio Ortega Lara. Hombre a quien Wikipedia, al contrario que a mí, trata, creo, de forma decente. Ortega Lara fue un funcionario de prisiones capturado y secuestrado por la banda terrorista ETA, ha sido una de las víctimas de ETA que más tiempo estuvo en un zulo (532 días) en condiciones infrahumanas. ETA, que hoy participa en la malgobernancia de España junto al gobierno social-comunista de Pedro Sánchez, bajo el gracioso nombretico de EH Bildu, no sólo secuestró, también asesinó de manera bárbara a niños (por sólo citar un nombre: la niña Silvia Martínez Santiago, a la que explotaron con una bomba en Santa Pola), a jóvenes, a ancianos y a políticos de toda tendencia, lo mismo de derechas que de izquierdas. Recordemos el vil asesinato que yo condené públicamente porque me encontraba aquella noche a poca distancia del crimen, en Barcelona, en el año 2000, de Ernesto Lluch (del PSOE, Partido Socialista Obrero Español), y el horrendo del joven Miguel Ángel Blanco (Partido Popular), cuyo secuestro y asesinato unió a toda España en un solo clamor de manos blancas en contra del terrorismo. VOX no ha asesinado a nadie, sin embargo, es calificado como un partido de extrema derecha, BILDU-ETA sí ha asesinado a 853 españoles, y como es de ultraizquierda hoy gobierna junto al PSOE (socialismo) y PODEMOS (comunismo).
  • No sabía —ni supe hasta ayer— quién es Mateo Salvini. Pero lo que sí es cierto es que encontré un comentario mío ligado a un post en redes sociales donde alguien ponía a este hombre acusando a los traficantes de refugiados, donde comenté que traficar con seres humanos me parecía inhumano. Los cubanos sabemos muchísimo de eso, porque durante más de 63 años hemos tenido a balseros y más recientemente a refugiados terrestres, muertos o asesinados en selvas sudamericanas, víctimas de traficantes que piden altísimas sumas de dinero para que los cubanos alcancen su anhelada libertad en Estados Unidos. De modo que no apoyo más que una realidad, que es la realidad cubana del balsero como del refugiado, en contra del tráfico humano.
  • Donald Trump. En mi blog: zoevaldes.net, se pueden encontrar numerosas críticas contra el presidente Trump desde antes de que fuera elegido presidente hasta después. Como siempre he dicho no me gustaba al inicio Donald Trump. Luego me pareció que fue un presidente muy adecuado y de los mejores para Estados Unidos, elegido democráticamente por el pueblo norteamericano. No voté por él porque no voto en Estados Unidos. En cuanto a su posición con Cuba, pese a que hizo cosas muy bien valoradas, creo que debió de haber ido más lejos para facilitar la libertad que merecemos los cubanos, porque ellos históricamente son los principales responsables de haber puesto a Fidel Castro en el poder. Y esto, su posición respecto a Cuba, también la he criticado duramente. Bien, ¿por qué no aparece en Wikipedia? Porque, con toda intención, quien ha escrito ese párrafo hasta el hartazgo quiere hacerme daño, me odia a muerte, con todas las fuerzas de su alma comunista o fascista. Lo que para mí es lo mismo. Pero, además, ¿no es derecho de cada cual opinar sobre un político, a favor o en contra? En este caso, lo he hecho de las dos maneras, aunque sólo publican la favorable.
  • Mi firma en la Carta de la Iberosfera fue de las primeras en aparecer en la Carta de Madrid o de la Iberosfera, promulgada por la Fundación Disenso. Fui la primera escritora en firmarla y la firmaría cien veces más. Porque yo firmo todo lo que sea pro defensa de la cultura hispana, y todo lo que sea anticomunista, como antifascista. Es curioso que otros manifiestos antifascistas que he firmado no sean mencionados en este malintencionado párrafo de Wikipedia. Lo de una "internacional de la derecha radical" lo dice el autor de ese párrafo, tal cual. No lo he dicho yo ni nadie, que yo sepa. Y, perdón, la "batalla cultural" la ha impulsado desde siempre la izquierda en contra de todos aquellos que piensan distinto a ellos. Lo padecí en Cuba y lo estoy padeciendo en Europa desde que me exilié. Una prueba es este mismo párrafo en Wikipedia. Lo que sí han manifestado los líderes de VOX hasta el cansancio, y el mismo Santiago Abascal, es que ellos no son un partido de extrema derecha, sino que son un partido de "extrema necesidad".
  • Lo del lenguaje "vulgar". Con toda evidencia, el autor del parrafito de marras sufre de la incultura propia de los extremistas de izquierda. No ha leído los ataques feroces de Don Francisco de Quevedo a Don Luis de Góngora, ni tampoco los poemas "cochinos" de Catulo. Aunque ya yo quisiera ser Quevedo para tener a un Góngora, o convertirme en un Catulo para remontarme a la época en la que mejor me iría, sin duda, incluso siendo mujer. Mucho mejor que en la que me tocó, una época donde los militantes de biscuit, de porcelana fina, proliferan cuando se trata de ellos, pero a la hora de atacar son de hierro candente. En las redes sociales mi lenguaje es mucho más elevado culturalmente que grosero y vulgar, pero de igual forma aquí sólo se saca de contexto lo que se desea hacer brillar de manera lamentable, para opacar el resto. De lo que se trata es de rebajarme con crueldad y odio.
  • Mi supuesto ataque a Gabriel García Márquez ocurrió en el 2003, durante una rueda de prensa en la FNAC, cuando un periodista me preguntó acerca del artículo del Gabo sobre el niño Elián González, quien había llegado solo a la edad de cuatro años rodeado de delfines a las costas americanas, salvado por dos pescadores estadounidenses, su madre falleció durante la travesía en una goma de camión. En el artículo, titulado El niño náufrago, que no se encuentra en Google (raro, ¿no?), García Márquez terminaba con un párrafo en el que se notaba su extrema simpatía por el régimen y su desprecio por la vida de un niño, pues afirmaba que habría sido mejor que el niño hubiera muerto antes de que llegara a Estados Unidos a unirse con la otra parte de su familia, su abuelo y sus tíos. Ante la pregunta del periodista no pude contenerme, solté entonces que eso me parecía una frase (la de Gabo) propia de un hijo de puta. Varios diarios españoles se hicieron eco, recuerdo el primero: La Razón. Conocí a García Márquez en Cuba, puedo decir que fuimos amigos, y poseo muestra de ello, hasta que me exilé y me hizo una guerra brutal mediante su agencia literaria, hasta impedir que me publicaran en varios lugares del mundo, como Italia y Holanda (donde ya lo habían hecho con anterioridad y con excelentes ventas). Conozco muy bien en lo que andaba Gabo por allá, por Cuba. Jamás lo he contado públicamente, un día tal vez lo haga. Se casó con su esposa Mercedes cuando esta contaba 14 años, más tarde escribió un libro titulado Memorias de mis putas tristes, donde un anciano narraba sus aventuras pedófilas con niñas y adolescentes, en absoluta y mediocre imitación de Yasunari Kawabata y su La Casa de las Bellas Durmientes. Es cierto, me dejé llevar por la emoción, pero ¿por qué Wikipedia no resalta que también he participado en homenajes a la obra, exclusivamente a la obra de ese autor, en compañía por ejemplo de la gran Paula Jacques, en el parisiense y prestigioso Teatro de l’Odéon?
  • A Rigoberta Menchú no la traté de puerca, sino de "cochina", en el argot cubano es distinto, y no sólo en esa ocasión, sino además cuando se supo que en su libro, o mejor dicho, el libro escrito por Elizabeth Burgos, Premio Casa de las Américas, había mentido a las dos manos sobre ella misma, contando una vida que no era de ninguna manera cierta porque ni siquiera había sido abusada. Sin embargo, no se explica aquí, en ese parrafito de Wikipedia, la cantidad de veces que he sido solidaria con Guatemala y los guatemaltecos, obviando desde luego a estos líderes falsos que tanto daño han hecho a la causa de los DDHH.
  • Mi respuesta a Lucía Etxebarría no fue en defensa del Partido VOX, fue en defensa de mi amiga Rocío Monasterio, de VOX, cubana, cuando Lucía Etxebarría, con el barriobajerismo habitual que la caracteriza y su profunda vulgaridad, negó que Monasterio fuera cubana y española. Respondí a eso, y Lucía Etxebarría, quien es famosa por halarle los cabellos públicamente a autoras que venden más que ella, por sacarse los mocos frente a un presidente español, por maltratar a agentes de prensa, por andar con los pies churrosos y con los zapatos en las manos frente al Rey de España, por cortarse las uñas de los pies en oficinas públicas, y apropiarse de textos ajenos firmándolos como suyos, contestó de manera inadecuada. Entonces respondí del mismo modo. Ah, pero ese importante detalle tampoco aparece en Wikipedia.
  • Bill de Blasio declaró que había pasado una maravillosa luna de miel en Cuba y, bueno, luego su acción durante la pandemia del PCCH fue lamentable, escondiendo cifras de muertes. Lo que dije lo reitero. Sólo lamento haberlo hecho en redes sociales, en respuesta a un político que no merece ni siquiera mi atención. Pero claro, en el párrafo de Wikipedia tampoco aparece la reacción a la acción del político de marras.
  • En cuanto a Greta, pobre niña, lo he dicho en numerosas variantes y formas. Siento mucho que a su trastorno le hayan sumado semejante responsabilidad y le hayan endilgado además una causa que sólo mantiene y engrosa las cuentas de gente tan fabulosamente rica como Al Gore y compañía, cuyas mansiones se mantienen alumbradas día y noche por lustros y lámparas cada una con más de cien bombillos. Y que en eso contribuyan quienes la rodean, que son responsables del juguete roto en el que la convertirán. Sí, como a tantos en este mundo, la niña me es repelente, no sólo por ella, sino por lo que representan los que la representan, la izquierda más caduca e inmoral que domina en este mundo y que va dando lecciones de moral forrándose con el dinero ajeno. Sin embargo, las veces que he defendido a esa niña, y a otras usadas antes de la misma forma espantosa que la usaron a ella, tampoco las mencionan en ese párrafo titulado "Compromiso político".
  • En mi compromiso político no mencionan lo que tantas veces he dicho: que soy antifascista y anticomunista. Tampoco destacan mis obras, probadas, en defensa de los DDHH en Cuba y en el mundo. Por ejemplo, a favor de las niñas paquistaníes y el derecho a su educación, o mi apoyo al pueblo haitiano en contra de presidentes corruptos. Tampoco mencionan mi participación en los Objetivos del Milenio para su Desarrollo, con la intención de ayudar a la humanidad y ofrecerle una mejor vida. Ni cuando estuve en el Comité de Soutien de Anne Hidalgo, socialista, para su elección como alcaldesa de París, por el mero hecho de que ella apoyaba entonces a las Damas de Blanco y a los cubanos en su empeño de libertad, hasta que le puso el tapiz rojo al tirano Raúl Castro y a su parentela y se sentó con él a hablar de "colaboración cultural".

Aclarado esto, una vez más, repito que mi elección política es privada y sólo me pertenece a mí. Que soy, como ya he dicho hasta el hartazgo y he probado con mi obra literaria y periodística, profundamente antifascista y anticomunista (lo que es lo mismo). De ahí no me sacará nadie, ni le permito a nadie que ponga en duda mi combate, que es el combate por la Libertad. Porque mi único partido político, al que yo me adhiero como mujer, como madre, como escritora y como exiliada cubana, se llama Libertad.

Temas

  • Cuba
  • Wikipedia
  • Comunismo

You might also like

Latest Posts

Article information

Author: Melvina Ondricka

Last Updated: 08/15/2022

Views: 6281

Rating: 4.8 / 5 (68 voted)

Reviews: 91% of readers found this page helpful

Author information

Name: Melvina Ondricka

Birthday: 2000-12-23

Address: Suite 382 139 Shaniqua Locks, Paulaborough, UT 90498

Phone: +636383657021

Job: Dynamic Government Specialist

Hobby: Kite flying, Watching movies, Knitting, Model building, Reading, Wood carving, Paintball

Introduction: My name is Melvina Ondricka, I am a helpful, fancy, friendly, innocent, outstanding, courageous, thoughtful person who loves writing and wants to share my knowledge and understanding with you.